Preguntas Frequentes

El cáñamo produce una amplia gama de compuestos orgánicos llamados cannabinoides. El CBD (abreviatura de cannabidiol) es uno de los muchos cannabinoides producidos por la planta de cáñamo. 

El CBD es conocido por sus propiedades calmantes y antiinflamatorias, y no es intoxicante.

Las plantas de cáñamo y las plantas de marihuana son ambas de la misma especie, Cannabis sativa. Sin embargo, aunque pueden verse y oler de manera similar, el cáñamo y la marihuana son dos cosas diferentes. 

La marihuana es cannabis que se cultiva para tener altos niveles de THC (delta-9-tetrahidrocannabinol, el compuesto químico que te hace sentir “high”).

El cáñamo es cannabis que se cultiva para producir cantidades ultrabajas de Delta-9 THCDebido a su bajo Delta-9 THC, el cáñamo no es intoxicante, y es legal cultivar, vender, comprar y enviar a nivel federal en los Estados Unidos.

Las plantas de cáñamo se han utilizado para una amplia variedad de propósitos durante más de 10,000 años, incluida la fibra de los tallos de las plantas, las proteínas de las semillas y los aceites de las hojas y las flores.

Aunque las plantas de cáñamo no tienen altas concentraciones de la mayoría de los cannabinoides, es posible aislar y extraer diferentes cannabinoides a través de un proceso de laboratorio. 

En 2018, la Ley Agrícola de Estados Unidos creó una distinción legal entre el "cáñamo industrial" y la marihuana-cannabis. El cáñamo industrial, definido como cualquier planta de cannabis que contiene concentraciones menos del 0.3 % de Delta-9 THC, pasó a ser legal a nivel federal. A pesar de esto, algunos estados han implementado restricciones específicas a nivel estatal.

La legalidad de la marihuana-cannabis (cannabis con más de un 0.3% de Delta-9 THC es una cuestión de fondo y de actualidad política. Muchos estados han legalizado el uso de la marihuana con fines médicos o recreativos (las normas específicas varían según el estado), pero sigue siendo ilegal a nivel federal.

Antes de la Ley Agrícola de 2018, que legalizó la producción regulada de cáñamo, el cáñamo no se diferenciaba de otras plantas de cannabis. El CBD se consideraba otro cannabinoide, junto con el THC, derivado de la planta de cannabis, que se consideraba ilegal a nivel federal en virtud de la Ley de Sustancias Controladas. La Ley Agrícola eliminó efectivamente el cáñamo y los extractos de cáñamo, incluido el CBD, de la Ley de Sustancias Controladas y lo hizo legal a nivel federal y accesible para los consumidores principales.

Desde su legalización, el cáñamo y los productos derivados del cáñamo, como el CBD, han experimentado un rápido crecimiento y adopción a medida que se realizan más investigaciones y los consumidores exploran los beneficios potenciales asociados con los productos derivados del cáñamo.

No, el CBD no te hará sentir drogado, incluso en dosis altas. A diferencia del THC, el CBD no es intoxicante.

Debido a que el CBD no tiene efectos intoxicantes, no se sentirá drogado después de consumirlo. Los efectos del CBD son muy sutiles, y cada persona tiene una experiencia distinta. En general, los usuarios de CBD reportan:

  • Sentimientos de calma
  • Lucidez
  • Alivio del malestar mental y corporal.
  • Mejor descanso

Tenga en cuenta que nuestros productos no están destinados a tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad o dolencia.

La dosis de CBD variará de persona a persona y dependerá del uso previsto. Para la mayoría de las personas, tiene sentido comenzar con una dosis diaria moderada (25-50 mg) y aumentar gradualmente según sea necesario para lograr el efecto deseado.

Al comenzar una nueva rutina de CBD, asegúrese de realizar un seguimiento de la cantidad de CBD que está tomando y si sus síntomas están mejorando o no.

Consulte a su médico antes de incorporar el CBD a su rutina, especialmente si está tomando medicamentos recetados.

Cuando se consume por vía oral, puede tardar hasta 2 horas en sentir los efectos del CBD.

Si después de dos horas aún no siente los efectos deseados, podría considerar aumentar lentamente su dosis. Aunque algunas personas pueden sentir los efectos de una dosis baja de CBD, otras requerirán una dosis más alta. Debido a que el CBD no es intoxicante, no se sentirá drogado después de tomarlo, incluso en dosis altas.

Todos reaccionan al CBD de manera diferente. Aunque la mayoría de las personas no reportan efectos secundarios negativos del CBD, algunas personas pueden senitr síntomas como boca seca, fatiga, somnolencia o náuseas. 

Es importante tener en cuenta que el CBD puede interactuar con algunos medicamentos recetados y hacerlos menos efectivos. Esto no es totalmente fuera de lo común: algunos medicamentos interactúan con los compuestos dentro de cosas tan naturales como el jugo de toronja.

Consulte a su médico antes de comenzar una rutina de CBD, especialmente si está tomando medicamentos recetados. 

El CBD y otros cannabinoides derivados del cáñamo no se analizan en las pruebas de detección de drogas de rutina. Sin embargo, existe la posibilidad de que los productos de cáñamo contengan trazas de Delta-9 THC (<0.3%, de conformidad con la ley federal). Debido a esto, no podemos garantizar que los productos derivados del cáñamo no aparecerán en una prueba de detección de drogas de rutina. Proceda con precaución si cree que puede estar sujeto a una prueba de drogas. 

El CBD y los otros cannabinoides interactúan con el sistema endocannabinoide (SEC) de nuestro cuerpo. Todas las personas tienen un SEC, independientemente de si consumen cannabis o no.

El SEC tiene tres componentes principales: endocannabinoides, receptores y enzimas. Los endocannabinoides son moléculas que son producidas naturalmente por nuestros cuerpos. Estas moléculas se unen a los receptores que se encuentran en todo el cuerpo. Cuando estos receptores están activados, le indican al SEC que es hora de ir a trabajar. Una vez finalizado el proceso del SEC, enzimas en el sistema descompone los endocannabinoides y libera los receptores.

Los cannabinoides como el CBD y el THC interactúan con el SEC de nuestro cuerpo al unirse a sus receptores, al igual que un endocannabinoide producido naturalmente.

Los expertos todavía están investigando el SEC, pero hasta ahora, sabemos que juega un papel en la regulación de muchos de los sistemas más críticos de nuestro cuerpo, como la inflamación, el sueño, el estado de ánimo y la memoria. La investigación clínica sobre el CBD aún es nueva, pero está en curso. Recientemente, la FDA aprobó Epidiolex, el primer tratamiento clínico que incluye CBD.

Varios estudios sugieren que el CBD no es toxico, y que generalmente se tolera bien con un buen perfil de seguridad, incluso en dosis extremadamente altas (> 1500 mg por día).

Sin embargo, aún debe considerar algunas cosas con respecto a la seguridad:

  • El CBD puede interactuar con algunos medicamentos recetados y hacerlos menos efectivos
  • Algunos productos que se comercializan como “CBD” no contienen las dosis indicadas en la etiqueta y/o pueden contener sustancias que son dañinas para el consumo humano

Siempre asegúrese de que los productos que está consumiendo vengan con un Certificado de análisis (COA) de un laboratorio tercero que confirme que el producto contiene la dosis anunciada y está libre de sustancias nocivas 

Cada producto CLEO recibe una prueba de laboratorio completo inmediatamente después de la fabricación, que confirma las dosis y garantiza que nuestros productos no contengan toxinas ni contaminantes. Nuestros Certificados de Análisis se encuentran fácilmente en nuestra página web

Es importante tener en cuenta que el CBD puede interactuar con algunos medicamentos recetados y hacerlos menos efectivos. Esto no es totalmente fuera de lo común: algunos medicamentos interactúan con los compuestos dentro de cosas tan naturales como el jugo de toronja.

Si está tomando medicamentos recetados, consulte a su médico antes de comenzar una rutina de CBD.

Sí, puedes tomar CBD junto con tus vitaminas diarias.

Sí, es seguro usar CBD con alcohol con moderación.

En los estudios existentes, incluido uno realizado por la Organización Mundial de la Salud, no se ha demostrado que el CBD tenga cualidades adictivas. 

Sin embargo, la investigación del CBD aún está en curso. 

El CBD es una sustancia natural y no es conocido como carcinógeno.

No, no se sabe que el CBD provoque el aumento del hambre que a veces se asocia con el consumo de marihuana. 

Hemos respondido a todas sus preguntas? Si no, contáctenos!